A pie por Mitte: Berlín Nº2

Mañana de nuestra segunda jornada en la capital alemana, habiendo dormido mas de 12 horas por el sueño acumulado despertamos a eso de las 7 de la mañana para poner rumbo al nuevo día. Un poco de hacer la croqueta en la cama del hotel, una ducha templada para despejarnos y estábamos saliendo a desayunar.
Para salir de nuestras (in)sanas costumbres nuestro desayuno mereció nuestra primera parada del día, y no, no fue en Starbucks, esta vez decidimos ir a una de las típicas pastelerías alemanas de la cadena Becker Wiedemann, donde pudimos proveernos de sendos bocadillos vegetales y toda clase de mejunje con caramelo y café.

De allí salimos dirección suroeste, nuestra siguiente parada era la Berliner-Dom más decidimos perdernos un poco por las calles colindantes antes de entrar a la isla de los museos y poder ver la catedral berlinesa. Un poco después estábamos en ella.

Construida entre finales del siglo XIX y principio del siglo XX, la catedral esta ubicada en el antiguo emplazamiento de una anterior catedral barroca del siglo XVIII, ordenada destruir por Guillermo II para el emplazamiento de esta.
A raiz de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial la catedral quedo seriamente dañada, y no sería de nuevo hasta 1975 cuando comenzaría su reconstrucción, que duraría 18 años y que modificaría su aspecto inicial para rebajar su altura original y acabar el edificio con una cúpula mas sencilla.

_DSF2701
Berliner Dom con el Fernsehturm de fondo.

La entrada a la catedral es casi obligatoria (entrada general 7€ y reducida 5€). En nuestra visita podremos ver el púlpito y altar mayor así como la espectacular cúpula, además, tras un paseo por la larga escalinata interior podremos acceder a la terraza superior de la cúpula de donde tendremos unas vistas en alto de todo lo que la rodea.

_DSF2703
Puerta de Brandeburgo, simbolo de la reunificación para los berlineses.

De aquí salimos dirección oeste por la famosa avenida Unter den Linden, pasando por la Bebelplatz (famosa plaza por su quema de libros delante de la universidad de Berlin). Esta avenida, llamada a ser les Champs-Élysées de Berlin se antoja mas bien fría y sórdida, repleta de tiendas y a pesar de su amplitud, su constante reconstrucción no deja ver lo que una la gran avenida realmente muestra. Seguimos por ella y llegamos a la Parisierplatz, y como no, a la Puerta de Brandeburgo.
Fotos de rigor y una pequeña vuelta mas tarde por la plaza mas conocida de toda la ciudad decidimos ir dirección norte (sin llegar a ver el Reichstag) hasta el Spree, el cual bordeamos hasta retomar dirección norte por Friedrichstrase.

_DSF2714
Neue Synagogue, solo lo que se ve en la foto y algunas habitaciones que dan a ellas se mantienen tras la remodelación.

Doblamos a la derecha en Oranienburger Strase para a pocos metros llegar a la antigua Galeria Tacheles, ahora cerrada y en desuso por su precario estado desde 2012, fue uno de los lugares de concentración de arte moderno en Berlin desde 1990.
Continuamos Oranienburger Strase abajo para llegar a la Neue Synagogue, inaugurada a mediados del siglo XIX por Otto Von Bismarck fue una de las pocas sinagogas que sobrevivieron a la Noche de los cristales rotos, la Segunda Guerra Mundial también le paso factura obligando a demolerla y reconstruirla después, del diseño original se mantuvieron la fachada, cúpula y torres, y algunas habitaciones colindantes.

De aqui, y como no habíamos podido entrar Tacheles decidimos ir a visitar a su sustituta dentro del panorama moderno de la ciudad. La Dead Chicken Alley se ha convertido en la cuna de arte moderno de la Berlín, con exposiciones y talleres continuos son muchos los artistas que desarrollan allí su talento.

_DSF2730
Emma tomándose uno de los tés calientes de la carta de Chén Ché.

Roshentalerstrase arriba decidimos tomarnos un descanso en Chén Ché, una casa de té bien merecedora de este titulo, su gran variedad de tés y gyozas para acompañar son todo un placer. El local además, cuenta con una pequeña terraza en su parte trasera a la que se puede acceder cuando el buen tiempo lo permite para hacer aun mas idílica la estancia en el local.

De aquí, y siguiendo ahora al noroeste por Roshentalerstrase fuimos al memorial del muro de Berlin. Este parque, construido bordeando el Muro expone un pequeño altar con algunos de los nombres contra los que se arremetió durante la existencia este, al otro lado encontramos un cementerio de principios de siglo pasado.

_DSF2744.jpg
Memorial del muro de Berlín, en el se muestran fotos de los que perecieron en la lucha a favor de su libertad.

Una vez aquí, y aprovechando lo cerca que estábamos de la estación de S-Bahn que nos conectaba de nuevo con Alexanderplatz aprovechamos para volver y finalizar la tarde visitando la plaza y sus aledaños, alguna pequeña compra y volvimos al hotel.
Aprovechamos este rato para estudiar y revisar fotos y salimos a cenar.

El lugar elegido fue un restaurante vegetariano llamado SOY, cerca de nuestro hotel y con una carta muy atractiva, un buen par de cestas de noodles después con unos tés fríos dignos de mencionar en esta entrada y nos volvimos.

Así finalizaba nuestro segundo día en la ciudad, hoy con mejor tiempo que el primero (como se puede ver sobretodo en las fotos) la ciudad había cambiado por completo a nuestro parecer y comenzaba a mostrarse la idea que teníamos de ella en nuestra cabeza, un conjunto de contrastes y circunstancias que juntas y revueltas en el mismo espacio daban forma a la capital germana, un pequeño país dentro del país original, una Alemania dentro de otra, una ciudad única con un contexto de lo mas extendido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s