La Roque-Gageac, pequeño viaje de Marzo

Perdón por la intromisión, no, no es que la entrada de Berlin no exista, está en pleno proceso de creación, así que de mientras y con la excusa os vamos a contar lo que fue nuestro pasado fin de semana (19-20 de Marzo) ya que nos escapamos a las tierras del Dordogne para desconectar un poco de todo en un paraje que nos dejó encantados.

Nuestro destino en esta ocasión fue La Roque-Gageac, un pequeño pueblo de la Aquitania interior, casi llegando a la Región de Midi-Pyrenees, a orillas del río Dordogne.

El motivo del viaje fue…¿Verdaderamente hace falta un motivo? NO. Así que el sábado por la mañana, con las sábanas aun pegadas salimos para allá, desde Bordeaux unas 2:30 horas yendo por la nacional al este y atravesando viñedos por doquier llegamos.

19032016-_DSF3167-Editar
Vista de La Roque-Gageac desde el embarcadero del pueblo, de él salen las navatas que recorren el río.

Uno nunca sabe muy bien que esperarse de un pueblo de poco más de 400 habitantes, ¿será aburrido? ¿Se quedará pequeño? ¿Habrá suficientes cosas por hacer y ver? … Bueno, lo primero decir que nuestra idea era descansar y desconectar un poco del día a día, y admitamos que funcionó. El pueblo es un lugar encantador, todo casitas a orillas del río y… y verdaderamente eso es todo… Pero no os asustéis, para un fin de semana da de largo, el paseo por el pueblo está casi obligado, y poder sentarse un rato en la orilla a ver el agua pasar es casi religión si estás aquí.

Nos hospedamos en un pequeño albergue de 4 habitaciones, el sitio, lejos de ser el típico albergue más bien tirando a cutre esta regentado por una pareja de jóvenes que gestionan tanto el alojamiento como el restaurante que alberga su planta baja, con una cocina digna de ser mencionada, y que ofrece habitaciones individuales con baño incluido y vistas al río por unos 50€.

Sabiendo de antemano que nos íbamos a un pequeño pueblo buscamos que sitios había cerca, así encontramos Les Jardins de Marqueyssac.
Un par de bocadillos y cocacolas para comer allí y decidimos, a expensas de que nuestras bicis no cupieron en el coche, ir andando desde la Roque, unos 30 minutos de caminata y 3 kms y medio de distancia.
Dentro de Le parc du château de Marqueyssac se encuentran estos jardines de estilo romántico que se extienden por unas 22 hectáreas, originarios del Siglo XVII, desde sus miradores y paseos se ve toda la ribera del Dordogne, Le château de Castelnau (considerado monumento histórico desde los 80), y el pueblo de La Roque-Gageac.

19032016-_DSF3109-Editar
Casa del té a la entrada de los jardines.

Los jardines, dentro del termino municipal de la localidad de Vezac, son una muestra del gusto que se extendió por Francia a lo largo del Siglo XIX, este en particular esta dentro del conjunto de Jardines de la región de Francia, con un volumen de unos 190.000 visitantes al año.
Antes de irnos, una pequeña parada de descanso en su casa de té para reponer fuerzas y volver al pueblo.

A nuestra vuelta decidimos perdernos un poco por las calles de la Roque, y aunque fue imposible por lo pequeño que es fue más que agradable poder ver el entorno y la conservación de la villa, que incluso, dado su clima, alberga un jardín tropical con muchas especies atípicas del país.
Aprovechando el atardecer tomamos algunas fotos con el pueblo de fondo y de aquí nos fuimos al albergue a descansar.

Salimos a cenar al pueblo de Sarlat-La-Caneda, a unos 12 kms. Buscando donde poder ir topamos con una crepería holandesa, un par de crêpes y unos poffertjes (unas bolitas de masa hueca que pueden ser rellenados con lo que queramos) y volvimos. El restaurante, llamado La Tulipe, queda más que recomendado si eres fan de este dulce.

De noche decidimos aprovechar para hacer un poco de fotografía nocturna de los jardines y el pueblo, los resultados os los dejo más abajo, y en la galería con todas las fotos.

19032016-_DSF3182-Editar
Las Navatas “Norbert” remontan el Dordogne en época estival, ofreciendo vistas espectaculares del entorno.

Al día siguiente madrugamos y aprovechamos para ir a ver el pueblo de Sarlat-La Caneda de día, un buen desayuno en su plaza principal y un paseo por su casco histórico y pusimos de nuevo rumbo a Bordeaux.
Cabe decir que Sarlat, dentro de ser el decimocuarto destino por volumen de Francia nos decepcionó, son un conjunto de tiendas para el turista y casas de venta de foie, producto típico de la zona.

Y así acaba esta pequeña excursión de poco mas de 24 horas en verdad, que nos llevó al este de Aquitania y que nos dejó encandilados de un pueblo que puedes cruzar en 3 minutos a pie.

En nada muchas más cosas…

E y P.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s